Vaya por delante que este artículo no pretende ser una guía instructiva de la configuración de un aula virtual cuya formación desea bonificarse, se trata simplemente de un análisis de la situación actual.

A raíz de la declaración del estado de alarma he recibido varias consultas formuladas por entidades de formación y docentes cuyas clases se han impartido principalmente en la modalidad presencial respecto a la posibilidad de continuar esta formación en modalidad online gestionándose mediante la formación programada por las empresas.

En un post del blog expuse los requisitos de las plataformas virtuales en formación bonificada.

Requisitos de las plataformas virtuales en formación bonificada

  1. Requisitos de las plataformas: requisitos técnicos, organización de la formación, registros de actividad, herramientas de comunicación y contenidos formativos.
  2. Sistema tutorial: requisitos del sistema tutorial, requisitos de los tutores-formadores, funciones del tutor-formador.
  3. Controles de aprendizaje y evaluación: controles de aprendizaje y cuestionario de evaluación.
  4. Acreditación de las acciones formativas: periodo de mantenimiento del curso/plataforma y documentación acreditativa a conservar.

Opciones gratuitas para crear un aula virtual

Estos días han proliferado los servicios destinados a la conversión de cursos presenciales a online pero, en su gran mayoría, no cumplem con los requisitos para poder bonificarse.

Partimos de que una acción formativa se realiza mediante teleformación (e-learning, formación on-line, formación virtual, etc) cuando su impartición se desarrolla a través de una plataforma de formación que posibilita la interacción de participantes, tutores y recursos localizados en diferentes lugares.

Las aulas virtuales (ej. Skype, webex,…) son una variante de la modalidad de teleformación que exigen que la formación se realice de  forma sincronizada (es decir que los participantes se encuentren en el aula virtual en el momento de la sesión). Para poder ser bonificada, las aulas virtuales deben estar incorporadas a una plataforma virtual, de forma que se cumplan todos los requisitos (registros, controles, etc.).

Opciones para enseñar y aprender online:

  • LMS (Sistemas de gestión del aprendizaje): Moodle, Schoology, Canvas, Teachable y Symbaloo.
  • Plugin o Plantilla LMS para WordPress: Sensei y Learndash.
  • Software de videoconferencia: Skype, Google Hangouts / Google Meet, Whereby, Zoom y Jitsi Meet.
  • Herramientas de vídeo de emisión en directo (streaming): YouTube Live, Instagram Live y Facebbok Live.
  • Aplicaciones con un componente social: RRSS

Entonces, ¿cómo elijo mi aula virtual?

Actualmente existe una oferta abrumadora de opciones para impartir formación online. La elección dependerá de los objetivos del aprendizaje y de tu perfil técnico, dados los requisitos de mantenimiento de algunas de ellas.

Estos objetivos vienen determinados por:

  • cursos online con una fecha fija de inicio y final (LMS).
  • si el estudiante realiza el curso a su propio ritmo, es decir, que puede iniciar y finalizar cuando le vaya bien (LMS para WordPress).
  • formación corta o que el desplazamiento te impide hacerlo de forma presencial (sistema de videoconferencia en función del número de asistentes y sus preferencias).

Conclusiones

Para impartir formación online existen numerosas opciones gratuitas, pero para poder bonificar la formación la opción más económica de referencia es Moodle. Se trata de un software gratuito que tendrás que instalar en un servidor propio y pagar por su mantenimiento, o bien alquilar una plataforma alojada en el servidor de tu proveedor que a la vez realiza su mantenimiento.

Permite un alto grado de personalización de la plataforma a la marca de tu entidad de formación y ofrece una gran variedad de plugins gratuitos creados por la comunidad educativa para aumentar su funcionalidad. Existen plugins destinados al registro de la actividad que dan cumplimiento a los requisitos establecidos por FUNDAE, y de conferencia web integrada (BigBlueButton) con posibilidad de grabación de las clases.

Como principales inconvenientes podrían citarse que requiere una mayor formación de los profesores en comparación con otras opciones de aula virtual, y que necesita de un mantenimiento técnico continuo del servidor donde está alojado.

Fuentes: FUNDAE – Meritxell Viñas (Academy Totemguard)