Con fecha 9 de mayo se ha actualizado en la aplicación de las bonificaciones de FUNDAE la información relativa a la plantilla media de trabajadores del año 2018, la cuota de formación profesional y las cuentas de cotización facilitadas por la Tesorería General de la Seguridad Social (TGSS).

Si los datos de cuota y plantilla aparecen pendientes de validar y la empresa no es de nueva creación en el ejercicio 2019, puede tratarse de un error en la mecanización del CIF o cuenta de cotización o bien que la empresa haya sufrido algún cambio societario.

Si la empresa se encuentra en alguna de las situaciones anteriores, deberá acreditarlo ante la Fundación Estatal para la Formación en el Empleo, con el fin de que los datos de cuota y plantilla se asignen correctamente.

Fuente: FUNDAE → https://bit.ly/2LQoKKC

 

Conclusiones

Los datos disponibles en la aplicación de las bonificaciones para el ejercicio 2019 ya son válidos al 100%. Tras el cruce de datos puede darse el caso de que la empresa participante aparezca como ‘bloqueada’ y no permita tramitar bonificaciones.

 

Si la causa es ‘No haber cotizado por formación profesional’ se debe adjuntar la documentación que acredite que han cotizado por este concepto. Las instrucciones de FUNDAE para ello son las siguientes.

Si la empresa es de NUEVA CREACIÓN y no lo ha indicado en la aplicación telemática, deberá remitir la siguiente documentación:

  • Resolución inscripción de empresario en el sistema de la seguridad social o según corresponda.
  • Resolución de reanudación de actividad de empresa en el sistema de la seguridad social.
  • Primer recibo de liquidación de cotizaciones.
  • Justificante bancario de haber realizado el ingreso del recibo de liquidación de cotizaciones remitido.

En el caso de que se haya producido algún CAMBIO SOCIETARIO (fusión, escisión, transformación societaria), deberá simplemente comunicarlo mediante observación, tal y como se informa en la propia aplicación telemática. Si hubiera habido subrogación de trabajadores, deberá incorporar alguno de estos documentos, según sea el caso:

  1.         Ultimo TC2 de la entidad de origen o informe de vida laboral de la empresa de origen y primer TC2 de la empresa de destino o su informe de vida laboral, junto con las cabeceras de nóminas de los trabajadores en la nueva empresa para comprobar el mantenimiento de su antigüedad más escrito del Representante Legal de la Empresa de destino (él mismo que figure en el aplicativo de la Fundación) indicando los términos de la subrogación con él número de trabajadores traspasados e indicación expresa que se les ha mantenido la antigüedad.
  2.         TA8 (documento normalizado de la TGSS) donde aparece que el motivo del cambio de una cuenta de cotización a otra, fecha en la que se produce y motivo subrogación, solo se admite si se adjunta listado con los trabajadores subrogados y ambos documentos con el sello de entrada de la Tesorería General de la Seguridad Social.
  3.         Si existe escritura notarial que recoja la escisión, nos informarán cuando ha sido publicada en el Boletín Oficial del Registro Mercantil correspondiente, y nos remitirán escrito del Representante Legal de la Empresa de destino (él mismo que figure en el aplicativo de la Fundación) indicando los términos de la subrogación con él número de trabajadores traspasados e indicación expresa que se les ha mantenido la antigüedad.

Finalmente si ninguna de las circunstancias se ajusta a la realidad de la empresa, se deberá comprobar si existe un error en la cumplimentación del CIF o bien en la cumplimentación del código de cuenta de cotización. En caso afirmativo deberá comunicarlo mediante observación, adjuntando la documentación acreditativa de cuáles son los datos correctos, para proceder a su corrección.